Chocó Andino

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En su recorrido desde la montaña al valle emerge la vida, asciende hasta los 4.784msnm y desciende hasta la pluviselva subtropical húmeda.

Alberga 12 tipos de bosques, algunos prístinos y vírgenes, cuatro clasificaciones climáticas y un paisaje productivo diverso, existen 6 reservas de bosques desde Tandayapa hasta Puerto Quito, cada hectárea de sus bosques es capaz de absorber 250 toneladas de carbono, renovando el aire que respiramos. Por cada hectárea de bosque existen alrededor de 300 especies diferentes de árboles.

Estos bosques protegen a 400.000 personas del riesgo de aluviones y movimientos masivos de tierra y de su existencia dependen actividades turísticas productivas y ganaderas que permiten la seguridad alimentaria y la recreación.

En cuanto a la fauna existen 30 especies grandes como olingos, tigrillos, raposas rojiblancas, venados y ojos de anteojos, 214 especies de mamíferos que cuentan con 989 registros y 2814 registros de aves que se alimentan y crecen en él.

Acoge el 78.4% del total de especies vegetales del Ecuador, el 2.5% es flora endémica de la cual 76 tipos están en la lista de especies en peligro de extinción, posee 1960 especies de plantas y se adorna con un centenar de variedades de orquídeas, en las 286 mil hectáreas que cubre, se cosechan alimentos y abastece de toda clase de frutas, los pobladores se benefician de la producción de su aromático cacao, de su café de altura y de otros cultivos trabajados en sostenible armonía con la naturaleza.

El Chocó Andino es también agua, los bosques de la reserva brindan servicios ecosistémicos que garantizan el hábitat y la vida de la provincia, principalmente a ciudades como Quito, Los Bancos y Pedro Vicente Maldonado, pues son la fuente de agua potable, para riego productivo y generación de energía eléctrica.

Es la vida en la que el ser humano convive con su naturaleza pródiga sin depredación, beneficia directamente a 1’650 mil habitantes, es el hogar de hermosas poblaciones como Mindo, Los Bancos, Pedro Vicente Maldonado, Nono, Lloa, Nanegal, Nanegalito, Pacto, Gualea, Calacalí, Minas y limita con el área metropolitana de Quito.

Tiene historia expresada en el legado de los ancestrales Yumbos, con 320 sitios arqueológicos y sus extraordinarias ruinas místicas de Tulipe, desde ellas en sus espejos de agua se miran y estudian las estrellas y los astros, es un tesoro maravilloso, que debe compartirse y necesita ser valorado y cuidado, es un lugar para la vida, para la humanidad.

Sus habitantes también ofrecen hospedaje al turista, los llevan por mil senderos para sentir los ríos y cascadas, por lo que se convierte en una gran plataforma de trabajo que busca ser la identidad de todo un territorio y para ello se trabaja en propuestas que permitan resolver conflictos socio-ambientales en la zona y que contribuyan al desarrollo de su población.

Uno de los grandes retos es llegar a las poblaciones urbanas de la provincia para concienciar sobre su responsabilidad en la conservación de las áreas de importancia natural, localizadas en la ruralidad y así fortalecer en el imaginario pichinchano la idea de unidad e interdependencia entre lo urbano y lo rural.

El Chocó grabará su riqueza en su mente y corazón, son los bosques del futuro, aquí está y estará el futuro de la vida.

 

logo3
 Manuel Larrea N13-45 y Antonio Ante 
Quito-Ecuador
  • Horario: Lun - Vie. 8:00 a 16:30
  • Teléfono: (593 2) 394 6760
  • Transparencia: (593 2) 394 6760 Ext. 20006
  • Correo: gadpp@pichincha.gob.ec
esenfrdeitptru

Instagram

    Search