Miércoles, 11 Marzo 2015 11:16

El enigma del pasado entre volcanes y bosques

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

En el sector sur del nudo de Mojanda, a 52 kilómetros al norte de Quito y muy cerquita de donde cruza la línea equinoccial (0°03'18''), se destacan en el terreno circundante unas formas curiosamente regulares; algunas son pirámides truncadas con largas rampas y otras, agrupadas al sur de las pirámides tienen la figura de medias esferas.

Estamos en el Parque Arqueológico Cochasquí. Aquí se conservan algunos de los vestigios monumentales más importantes de la Cultura Caranqui, que se desarrolló en la zona comprendida entre las cuencas de los ríos Guayllabamba y Chota-Mira, es decir, en el norte de la actual provincia de Pichincha y gran parte de Imbabura, entre los siglos VIII y XVI.

cochasqui sendero al museo peqCochasquí no solo fue un importante centro de pasadas culturas. En la actualidad constituye el centro de un territorio interesantísimo como destino turístico. El Parque Arqueológico Cochasquí está asentado en las laderas surorientales del complejo volcánico de Mojanda, que incluye el picacho del Fuya Fuya y del Yanahurcu (Cerro Negro), y las escénicas lagunas de Mojanda. Desde allí hacia el occidente, un recorrido por páramos y bosques andinos a través de caminos tradicionales llamados culuncos nos lleva a la linda población de Atahualpa y a su vecina Chavezpamba, donde el viaje se complementa con unas relajantes aguas termales.

De Cochasquí hacia el oriente está la ruta a Tabacundo y que pasa por adorables pueblos andinos, como Tocachi, La Esperanza y, un poco más allá de Tabacundo, Tupigachi, todos ellos con sus plazas centrales y elaboradas iglesias. Hacia el sur está Guayllabamba, con una amplia oferta de servicios turísticos, que incluye su afamada gastronomía y el zoológico de Quito. Desde Guayllabamba, cruzando el valle del río Pisque hacia el norte, está el Bosque Protector y Parque Recreativo Jerusalem, un santuario del bosque seco en el callejón interandino, ideal para el esparcimiento familiar en la naturaleza.

Jerusalem es un buen punto de partida para explorar la parte meridional del valle del río Guayllabamba: Puéllaro, Perucho, Chavezpamba, Atahualpa y San José de Minas, tierra de chirimoyas, ovitos y caña de azúcar.

Pues sí, a tan solo minutos de Quito, la región ofrece arqueología, rutas ciclísticas, rutas de senderismo, parques ecológicos, baños termales, lagunas glaciares y una variada gastronomía.

Esperamos poder ayudarte a planificar tu viaje de descubrimiento y disfrute de todas estas posibilidades

Visto 3059 veces
Más en esta categoría: « Datos Curiosos de Cochasquí

Login Form